m

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur
adipiscing elit. Etiam posuere varius
magna, ut accumsan quam pretium
vel. Duis ornare

Latest News
Follow Us
GO UP

¿Qué hacer en Palena?

Qué ver

Tres cerros rodean el pueblo: el Cerro La Cruz, el Cerro La Virgen y el cerro La Bandera. Varias caminatas se pueden realizar en ellos y por sus alrededores. El Río Palena es el principal río de la comuna, que está rodeada por su cuenca. En sus riberas se abren múltiples playas de arena y piedras blancas. Floating, kayak o pesca con mosca, son algunas formas de disfrutarlo. El sector El Azul, bajo bosques de radales, coihues y arrayanes te invita a conocer sus senderos que se internan por el valle. Otros imperdibles para la pesca con mosca, en el sector El Tigre, son la Laguna Negra y el Río Tigre, hasta su encuentro con el Río Moro.

Para los escaladores, el cerro Pico Moro ofrece un buen desafío. Si disfruta de las cabalgatas, visitar la Reserva Lago Palena con un buen guía es una experiencia inolvidable. El Río Malito, El sector de El Tranquilo y El Diablo invitan a disfrutar de la naturaleza. Desde aquí se llega a la Laguna Golondrina, tan bella como su nombre. Puerto Ramírez se destaca por la pesca recreativa, tanto en el Río Futaleufú como en el Lago Yelcho.

También pueden emprender caminatas por distintos senderos, muchos de ellos ideales para excursiones familiares. Uno de estos te lleva hacia un mirador y a la cascada de El Salto con sus tres grandes caídas de agua. En el trayecto se pueden observar varias especies de aves nativas. También se puede recorrer el Lago Yelcho en lancha, y explorar el sector a caballo. En el otro extremo, Valle California se abre imponente, otro punto destacado junto al sector de Río Encuentro. Aquí, en la frontera, junto al puente binacional se encuentra el monumento “La Amistad” de la escultora chilena Francisca Cerda, el que simboliza la unión entre dos pueblos separados solamente por un río.

Laguna Negra

La Laguna Negra se encuentra en el sector de El Tigre, y es uno de los lugares preferidos para la pesca recreativa. De ella se cuenta la historia de un Toro que nada entre sus aguas. Con un buen guía local conoce éste y otros atractivos de la comuna.

Río Palena

El Río Palena es el que rodea el valle y envuelve a Palena en un abrazo. Excelente para la pesca recreativa, fue el centro de atención durante el conflicto limítrofe con Argentina y hoy es símbolo de unidad con el país vecino.

 

A quién visitar

Si está en la comuna, visite las zonas rurales y conozca el trabajo de los Troperos y sus perros, a los arrieros que recorren los caminos con sus vacas y ovejas, la tradición de la señalada y la esquila.

Visite también a las Agricultoras, sus huertos de hortalizas y flores. Ahí se pueden probar los frutos de la tierra, conocer la vida rural y, sobre todo, los miles de trabajos que las mujeres patagonas han realizado por décadas, cuidando de sus familias, vigilando los animales del campo, atendiendo las siembras, procurando el alimento, tejiendo los vestidos, y todo lo que se requiere para vivir.

Busque a las Maestras Textiles y aprenda sobre sus telares o los secretos lugares del bosque donde se recogen las raíces, las hojas y las cortezas que tiñen las lanas con los colores de la cordillera. Escuche las historias de las mujeres antiguas, madres y abuelas, que entregaron el saber textil. Conozca a los Cantores y Poetas gauchos de la zona y disfrute de la música del acordeón y las guitarras.

Los Artesanos de Cuero pueden mostrarle las diferentes formas de trenzar una rienda, o cómo curtir los cueros para hacer unos tamangos. Palena invita a conocer a su gente, a escuchar sus historias, a conversar con un mate junto a la cocina a leña y aprender de la vida de los Colonos que poblaron estas tierras.

What to try

En Palena todas las cocinas huelen a pan recién horneados y a mermeladas preparadas con frutas del huerto. Las mujeres y también los hombres saben amasar el pan para recibir a la familia y a los amigos. Se preparan también los asados parados, insuperables en su sabor, y siempre acompañado por papas, por las crujientes tortas fritas con pebre, y por la chicha de manzana. El almuerzo termina con un postre especial: los kuchenes locales.

La morchella, que crece silvestre, se recoge en octubre, y la rosa mosqueta en otoño: dos que es esencial probar. Marca registrada de Palena son sus variedades de manzanas, como las manzanas limonas, muy escasas en otros lugares del mundo.

Asado parado

El asado parado es un clásico de la Patagonia. El cordero se asa abierto en cruz sobre un fogón mientras se comparte al son de las guitarras y el acordeón. Demora entre 4 y 6 horas y se acompaña siempre de un buen vaso de vino.